La UEC se lleva la primicia de la cata vertical completa de los vinos PINTIA

La noche del 30 de noviembre de 2017 tuvo lugar en la UEC, Unión Española de Catadores, con sede en Madrid, esta analítica cata, primicia del grupo “Tempos Vega Sicilia” con todos los PINTIA (DO.Toro) comercializados:

Añada 2001 – Añada 2002 – Añada 2003 – Añada 2004 – Añada 2005 – Añada 2006 – Añada 2007 – Añada 2008 – Añada 2010 – Añada 2011 – Añada 2012 – Añada 2013.

Cata vertical en la UEC, Unión Española de Catadores, de todas las añadas de la Bodega PINTIA (DO. Toto), del Grupo Tempos Vega Sicilia

Se eligió el pueblo de San Román de Hornija, provincia de Valladolid y con DO.Toro para para ubicar la bodega en el año 2.000, terminada en 2.006. Deciden la mezcla de diferentes pagos para ensamblar bondades de la exclusiva uva Tinta de Toro, motivo por el que van adquiriendo diferentes viñedos viejos en la zona. Propietarios de 96 Ha a 700 msnm, tienen el marco de plantación de 1.000 plantas/Ha, y producción de 3.500 Kg/Ha.

De clima continental y grandes oscilaciones de temperaturas, veranos muy secos y calurosos con noches frescas y bajas precipitaciones, entre 350 y 400 mm/año, y temperatura media anual de 12,5ºC. La formación del suelo tuvo lugar sobre los depósitos aluviales del cuaternario, 100.000 a 2,5 millones de años, con abundancia de cantos rodados y arena en la superficie.

La selección de los mejores racimos para la vinificación,  larga maceración en frío, fermentación alcohólica y maloláctica en madera, la crianza media en barrica de 13 a 16 meses y al menos un año en botella moldea su expresión.

Pintia es un vino de gran intensidad de color y con una profunda capa, propio de su variedad Tinta de Toro, suelo y clima. Vinos de ataque opulento y vigoroso, su rica o gran estructura no le hacen sensación proporcional de espesor en boca, que sería lo propio, tienen un corte de vinos estructurados, con cuerpo pero armoniosos, ahormados para dar la expresión elegante en registros altos.

La cata fue dirigida por Gonzalo Iturriaga, enólogo y director técnico del grupo Tempos Vega Sicilia desde agosto de 2015.

Añada 2013: Invierno lluvioso y suave, retorceso en la brotación, helada el  27 de abril con daños desiguales, según parcelas. Primavera con temperaturas bajas y alguna tormenta hasta julio, envero de 12 días de retraso. Agosto y septiembre calurosos y secos, vendimia del 26/09 al 15/10 con buen equilibrio de la uva. Producción de 149.449 botellas bordelesas, 5.558 magnum, 400 doble magnum y 35 imperiales. Embotellado en abril de 2015 con 14,5% vol.

Añada 2012: Invierno con ausencia de fuertes heladas y bajas precipitaciones, desborre con retraso pero rápida brotación. La primavera con altas temperaturas y floración sin tormentas ni fuertes vientos generan un buen cuajado. El envero a mediados de agosto con temperaturas muy altas y sin precipitaciones provocaron el adelanto de la vendimia con tiempo cálido. Producción de 159.759 botellas bordelesas, 4.500 magnum, 400 doble magnum y 30 imperiales. Embotellado en abril de 2014 con 15% vol.

Añada 2011: Añada excelente. Invierno muy seco, primavera húmeda y fresca, verano caluroso, incluido septiembre,  sin tormentas y con plena maduración. Producción de 188.976 botellas bordelesas, 4.143 magnum, 302 doble magnum y 20 imperiales. Embotellado en junio de 2015 con 15% vol.

Añada 2010: Añada excelente. Invierno frío y lluvioso, primavera moderadamente calurosa, arranque inestable del verano pero el resto fue caluroso. Producción de 222.073 botellas bordelesas, 4.032 magnum, 252 doble magnum y 22 imperiales con 15% vol.

Añada 2008: Añada excelente con perfil fresca. Invierno templado y pocas lluvias, primavera normal y sin heladas, verano fresco y pluviometría normal. Vendimia desde el 25 de septiembre al 18 de octubre sin incidencias. Producción de 246.410 botellas bordelesas, 3.120 magnum, 210 doble magnum y 20 imperiales. Embotellado en abril de 2010 con 15% vol.

Añada 2007: Año atlántico. Invierno templado con pluviometría normal, primavera normal con pocas lluvias hasta un mayo lluvioso, verano fresco con nula pluviometría. Vendimia del 24 de septiembre al 13 de octubre con lluvias a mitad del periodo. Producción de 218.100 botellas bordelesas, 3.120 magnum, 225 doble magnum y 22 imperiales. Embotellado con 15% vol.

Añada 2006: Invierno frío con lluvias, primavera cálida con lluvias y verano caluroso. Vendimia del 4 al 13 de septiembre. Producción de 221.248 botellas bordelesas, 3.028 magnum, 210 doble magnum y 11 imperiales. Embotellado con 15% vol.

Añada 2005: Invierno frío con lluvias, primavera moderadamente calurosa con lluvias y verano muy caluroso. Con dos vendimias, del 5 al 8 y del 17 al 20 de septiembre. Producción de 162.014 botellas bordelesas, 2.138 magnum y 165 doble magnum. Embotellado con 15% vol.

Añada 2004: Invierno frío con abundantes lluvias, primavera moderadamente calurosa y lluviosa, verano caluroso, sin exceso, y algo de lluvia en buenos momentos. Vendimia del 21 al 26 de septiembre con buen tiempo. Producción de 159.000 botellas bordelesas, 1.621 magnum y 155 doble magnum. Embotellado con 15% vol.

Añada 2003: Invierno frío y seco, primavera moderadamente calurosa, con abundantes lluvias, y verano extremadamente caluroso. La vendimia terminó el 16 de septiembre. Producción de 134.652 botellas bordelesas, 948 magnum y 78 doble magnum. Embotellado con 15% vol.

Añada 2002: Invierno típico con heladas frecuentes y moderadamente lluvioso, primavera templada, sin heladas y brotación a mitad de abril, verano moderadamente caluroso sin lluvias importantes. Vendimia el 26 de septiembre con tiempo inestable. Producción de 102.900 botellas bordelesas, 565 magnum y 53 doble magnum. Embotellado con 15% vol.

Añada 2001: Invierno templado sin heladas importantes, a destacar dos semanas de buen tiempo en febrero con una acción primordial en la posterior brotación. Primavera templada con brotación temprana, helada negra el 14 de mayo y verano caluroso. Vendimia el 26 de septiembre con buen tiempo. Producción de 80.080 botellas bordelesas, 60 magnum y 16 doble magnum. Embotellado con 14,7% vol.

Vinos muy bien armados y toreados. Gran acierto al meter un 25% de roble americano en crianza media, temprana complejidad con altos registros, que taninos más suaves y bien pulidos sin desaparecer el nervio en esa gran estructura…La cata fue muy rápida pero coincidimos en que el PINTIA 2005 es un vinazo, todavía enseña en primer plano la fruta fresca, el regalo de un 2010 opulento, frutal y fresco, muy bien entendido, la perfección erguida del 2011, la golosa redondez del 2012 y 2006, o la potencia y buena estructura con vigor y condensación aromática del 2008.

Si en su momento, el gran crítico Andrés Proensa dijo que Xavier Ausas había dado con la perfección en muchos Valbuena, en mi opinión, con los PINTIA también los ha hecho grandes. Capaces de deleitar en su juventud, muy expresivos y vigorosos, pero esa potencia y buena estructura, conforme pasan los años despliega la discreta elegancia que encierra la materia prima bien tratada, y el acierto de una bien entendida crianza para llegar a ser un vino muy longevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies